Inicio > Uncategorized > ANALISIS DE LOS 7 HABITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA

ANALISIS DE LOS 7 HABITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA

7 hábitos de la gente altamente efectiva, la revolución ética en la vida cotidiana y en la empresa Stephen R. Covey. 1997. Editorial, Paidós : Barcelona. Tomo I.
Covey Leadership Center.
Desde una ética del carácter fundamentada en el proceso y la dinámica del interior al exterior de la persona señala 7 hábitos con los que busca lograr la efectividad en las actividades, relaciones y propósitos que busca una persona que en definitiva lo conducen a la felicidad, la armonía y el bienestar con todas las personas que lo rodean.
Es fundamental tener en cuenta dentro del esquema de toda persona sus paradigmas y principios, son como los rieles con los que define sus formas de ser y de actuar. En rasgos generales si asume este cambio de adentro hacia afuera, encontramos los rasgos del poder del paradigma y su cambio; plantea más adelante un paradigma basado en principios, el modo en que vemos el problema es el problema, para llegar a un nuevo nivel de pensamiento, ( me detengo y pienso en mi forma de pensar…)
El autor define hábito como la intersección entre conocimiento, capacidad y deseo. ( qué, cómo, querer). El marco general es el continuum de la madurez, con tres tipos de bienes los físicos los económicos y los humanos, y con el planteamiento del equilibrio entre la productividad y la capacidad de producción.
Son dos tipos de victorias la privada y la pública:
La victoria privada: encierra los hábitos de: ser proactivo, empezar con un fin en mente, establecer primero lo primero.
Primer hábito: Ser proactivo es que somos responsables de responder por nuestras propias vidas; responsabilidad: habilidad para encontrar la respuesta; la propia elección consciente, basada en los propios valores y no en los sentimiento; no ser reactivo, ya que se deja influenciar por el medio ambiente.
Frakl Victor: indica 3 valores fundamentales en la vida: la experiencia, lo que nos sucede; el creador, o de lo que aportamos a la existencia; y el actitudinal o de los que respondemos a la existencia. Este mismo autor es el que define la libertad interior cuando experimento la prisión con los nazis.
Para este hábito es necesario tomar la iniciativa, escuchar nuestro lenguaje, definir el círculo de la preocupación y el círculo de la influencia, si nos comprometemos hay que sostener los compromisos, hay elecciones buenas pero también asumimos las malas.
Nos da la libertad para poder escoger nuestra respuesta a los estímulos del medio ambiente. Tiene como resultado la libertad.
Segundo hábito: Empezar con un fin en mente: que tenemos en la mente? Saber distinguir entre liderar y administrar, liderar personas se es efectivo; se administran cosas se es eficiente; hay necesidad de reescribir el guión personal en el que se define la misión personal, el rol y la meta. Para colocar este principio en práctica es necesario usar todo el cerebro, el izquierdo y el derecho.
Hace posible que la vida tenga una razón de ser, es un hábito del liderazgo personal.
Tercer hábito: Establecer primero lo primero: el poder de la voluntad independiente, desde la misión personal saber establecer las prioridades y no dejarse llevar por lo urgente, las personas antes que los negocios; lo que supone decir no; saber delegar.
Hábito de la administración personal, prioriza lo importante de lo urgente.
Victoria pública: sobresale la interdependencia después de la independencia; tiene estas bases: la cuenta bancaria emocional, seis depósitos principales,
1. Comprender al individuo.
2. Atender a las pequeñas cosas.
3. Mantener los compromisos.
4. Aclarar las expectativas.
5. Demostrar integridad.
6. Disculparse sinceramente.
Los problemas de producción son oportunidad para la capacidad de producción
Cuarto hábito: pensar en gana/ganar. Mentalidad de abundancia material y espiritual. Hábito del beneficio mútuo.
Quinto Hábito: Primero comprender y después ser comprendido. Respeto a los demás. Hábito de la comunicación efectiva.
Sexto hábito: La Sinergia: el todo es más que la suma de las partes. Unificadora. Resultado de cultivar la habilidad y la actitud de valorar la diversidad. Hábito de la interdependencia.
Séptimo Hábito: afilar la sierra: la renovación. La importancia de ser una persona en transición. Hábito de la mejora contínua.

<embed id=”VideoPlayback” src=”http://video.google.com/googleplayer.swf?docid=4524462480783462502&hl=en&fs=true&#8221; style=”width:400px;height:326px” allowFullScreen=”true” allowScriptAccess=”always” type=”application/x-shockwave-flash”> </embed>

Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: